5 23America/Bogota J000000viernes592022 23America/Bogota 2021viernes592022

Carreteras del futuro: ¿Cómo será el tráfico de la mano de la tecnología 5G?

La tecnología 5G ya está comenzando a modificar el modo de funcionar del mundo. Y una de las principales transformaciones que viene de su mano se encuentra vinculada con la conducción. A través del vehículo autónomo que se nos vaticina. Además, vendrá gracias a los avances en disciplinas como la inteligencia artificial o el 5G. Tecnología que cuentan con increíble rapidez, fiabilidad, amplio ancho de banda, entre otras cosas.

¿Cómo será el tráfico en los próximos años?

Cuando llegue el momento en que todos los coches se encuentren conectados, lograrán comunicarse en tiempo real. Esto significa que cada uno tendrá la posibilidad de saber en dónde se encuentra el otro, de qué manera se mueve y qué tan rápido va. Las carreteras, también podrán aportar mucha información sobre lo que sucede. Algunos apuestan por la tecnología wifi para conseguir esta conexión, pero existe otra opción muy importante que será por medio de tecnologías 4G y 5G, en lo que se llama estándar C-VX2, se trata de un acrónimo en inglés de: del vehículo a todo vía móvil. La tecnología 5G posibilita la comunicación en un intervalo de tiempo de 15 milisegundos. Esto es menos de lo que se tarda en parpadear, la rapidez necesaria para que un automóvil autónomo pueda funcionar de manera eficiente.

La realidad es que, más allá de su nombre, el vehículo autónomo no funciona completamente solo. El futuro de la movilidad dependerá tanto de la conexión entre los automóviles como con el resto de agentes presentes en la vía. Es debido a esta cuestión que, también resulta necesario digitalizar las infraestructuras. En las siguientes décadas, el concepto de carretera así como lo conocemos en la actualidad ya no existirá. Existen más 35 millones de kilómetros de pavimento distribuidos por todo el planeta que ya no serán, como lo fueron hasta ahora, elementos totalmente pasivos, en su lugar pasarán a ser vías que ayuden a aumentar la eficiencia a la hora de conducir, además de disminuir la contaminación del medio ambiente y aumentar la seguridad significativamente.

El foco en las carreteras

La normativa de la Unión Europea decreta que, a partir del año 2022, todos los automóviles tendrán deberán contar con asistentes tanto de velocidad inteligente como también, de cambio involuntario de carril. Un gran nivel de autonomía que necesitará una importante adaptación de la infraestructura vial. Porque, según dicen los expertos, el inconveniente no sería que sobren coches, sino más bien, carreteras ineficientes.

Es por este motivo que, en el proceso de digitalización de la movilidad también comienzan a encontrarse aplicaciones en el asfalto y cada vez es más

habitual el tema de las carreteras inteligentes. Se trata de vías que cuentan con tecnología avanzada en materia de seguridad, conectividad o, también, carga de vehículos eléctricos.

Estas variadas soluciones harán posible una gestión dinámica del tráfico, contarán con el potencial de disminuir la congestión. También, serán de ayuda para disminuir el número de accidentes, ya que el 90%, según afirma la DGT, son generados por el factor humano.